Enlaces


Editorial

ARBO FIJA SU POSICIÓN EN LA ASIGNACIÓN DEL RC

Publicado el 23 de Julio del 2014

     

     

     

     

     






A LA DERIVA

Publicado el 16 de Julio del 2014

     Estas últimas semanas nos ha costado mantener una prudente actitud de respeto institucional hacia la actuación errática y cada vez menos mesurada de la junta de gobierno del Colegio, mientras asistíamos un tanto desconcertados al principio, incrédulos luego, enfadados después y en fin hartos, como el propio Gobierno lo está, a la curiosísima “negociación” desplegada con ocasión de la reforma registral. Reforma registral, que se está consolidando en términos tales que hacen temer el riesgo cierto de ruptura de la unidad del cuerpo y que constituyen de hecho un peligro que podía haberse reducido, si no eliminado, con una mínima dosis de tacto y de prudencia.

     

     Lo primero fue desentendernos de la encomienda de la nacionalidad, algo que se comunicó antes a la prensa que al ministerio… que para eso tenemos un flamante departamento de relaciones institucionales con una vocal con altísima experiencia en la brega política. No en vano, el propio departamento de prensa del Colegio ha abandonado la tradicional línea de exquisita neutralidad institucional por la aguerrida crítica política de la acción de gobierno de los ministerios. La voluntad de desertar de la encomienda de nacionalidad se plasmaría luego en sorprendente carta de desahucio en que se conminaba al Estado a retirar los bártulos de nuestras instalaciones puesto que necesitábamos el espacio para menesteres más serios.

     

     Siguieron a este primer desencuentro varias entrevistas en la DGRN en que nos batimos por los ideales de Zaragoza con un arrojo digno de epopeya griega y sin ofrecer alternativa a cambio … que no fuera el cumplir con lo ordenado en la triste asamblea cainita.






Siguiente

Blog


Noticias & Eventos