Enlaces


Editorial

ARBO EXIGE LA DIMISION DE DOÑA BEATRIZ CORREDOR. ¿MIENTE DOÑA BEATRIZ O MIENTE EL MUNDO?.

Publicado el 10 de Octubre del 2014

     Ante la información publicada , otra más del mismo periodista y con muy similar contenido, en la edición del 9 de octubre de 2014 en el diario El Mundo; el sorprendente desmentido divulgado en Intranet por Doña Beatriz Corredor, vocal de relaciones institucionales del Colegio y la “carta al Director” del mismo diario que se publica en la edición de hoy, cabe decir lo siguiente:

     

     PRIMERO.- El cargo de relaciones institucionales debiera imponer a su titular un deber rigurosísimo de prudencia en sus relaciones con la prensa. Ni siquiera se acierta a identificar organismos públicos en la comunicación enviada con tanta prisa a la red interna. La demanda que ha perdido el Colegio –que hemos perdido y pagado todos- se dirigía a la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC) y no contra la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como se indicó en el suelto urgentemente circulado en la relación de artículos seleccionados de prensa.

     

     SEGUNDO.- La encargada de relaciones institucionales debiera haber sido mucho más comedida en sus manifestaciones públicas porque insinuaciones idénticas a las que reproduce el periodista pueden haber sido recogidas en directo de actos públicos colegiales y reuniones de prensa en los que la señora Corredor intervino, como en la reunión habida recientemente con los Registradores Mercantiles. No creemos se ajuste a la verdad la afirmación de Doña Beatriz según la cual “no he defendido ni manifestado públicamente la opinión ni las expresiones que se me atribuyen en el artículo”.






El cambio de Ministro y la potencia del ventilador

Publicado el 8 de Octubre del 2014

     Con independencia de la obligación de la Junta y de todos los registradores de acatar y cumplir leal y eficientemente las leyes aprobadas por el Parlamento, como máximo órgano de representación de la soberanía nacional -Zaragoza no es sino la expresión de una Asamblea de registradores, que agota sus efectos en el ámbito puramente corporativo-, lo cierto es que hay otras muchas razones por las que el Colegio no puede liderar la reforma ni asumir la gestión de los desarrollos tecnológicos necesarios para la entrada en funcionamiento el día 15 de julio de 2015 de la nueva oficina del Registro Civil. Para ser un interlocutor fiable ante la Administración hay que generar confianza, atributo que hasta ahora era inherente a la condición de registrador, crédito colectivo que de manera insensata ha dilapidado la nueva Junta en el poco tiempo que lleva a cargo del Colegio; en realidad ha cambiado el modelo en el que se asentaba la relación entre el Ministerio de Justicia y la corporación registral. Por ello no se puede encomendar el impulso del proyecto de reforma del Registro Civil a quien no solo no cree en él -nunca lo ha hecho-, sino que su única estrategia ha sido y es impedir su puesta en funcionamiento, adoptando una posición de enfrentamiento total y falta de acatamiento de normas legales.

     

     Por lo demás la estructura económica del SSI, como la del Colegio en su conjunto, es absolutamente insostenible, absorbiendo ya por encima del 15% de los beneficios de un registrador. Alguien debiera plantearse que habría de hacer el Colegio por un registrador para merecer cobrarle tales cantidades. Alguien debería plantearse el escándalo que suponen esas cantidades por desproporcionadas e injustificadas, prueba inequívoca de una estructura productiva y representativa altamente ineficiente. Y si deben seguir pagándose con esas cantidades pantagruélicas comidas en sofisticados reservados, viajes por el mundo en bussines, hoteles de 5 estrellas, tarjetas de crédito en manos de los miembros de la Junta de Gobierno del Colegio de Registradores.

     

     Esta situación económica insostenible se convierte en critica si, además de mantener el despilfarro, se ha de soportar la losa todavía no explicada de IICRE y Alcalá 540, causada con la participación y consentimiento del propio Decano, Gonzalo Aguilera, y de su ahora vocal y entonces su Decano, Eugenio Rodríguez Cepeda. Una losa que compromete las finanzas del Colegio para los próximos veinte años, detrayendo unos recursos absolutamente necesarios para nuevos proyectos e inversiones.






Siguiente

Blog


Noticias & Eventos